CARNOSIDAD

(Pterigión)

Un pterigión es un crecimiento carnoso que invade la córnea (la ventana transparente del ojo.) Aunque la causa exacta no es bien conocida, aparece más frecuentemente en personas que están bastante tiempo al aire libre, especialmente en climas soleados, pero cualquier puede desarrollar un pterigión.

El removimiento quirúrgico es el único tratamiento para pterigiones que haya crecido muy grandes, que se irriten frecuentemente o que haya crecido en la córnea tanto que interfiere con la vista. Se pueden usar gotas ó unguento lubricantes antes de cirugía. Si estos no le hacen sentir al paciente cómodo, cirugía puede ser indicada. También se puede remover el pterigión si el paciente desea removérselo por razones cosméticas ó si interfiere con el uso de lentes de contacto.

La cirugía para el pterigión es un procedimiento muy seguro. Sin embargo, como en todas las cirugías, pueden haber complicaciones, aunque no sean comunes, incluyendo infección, sangramiento, irritación crónica, enrojecimiento del ojo, recrecimiento y muy, muy rara la pérdida de visión y el ojo. También es posible, aunque sea rara, tener una reacción a la anestesia local usada para intumecer el pterigión antes de cirugía. Estas reacciones usualmente son suaves pero pueden ser severas ó aún pueden amenazar la vida.

En el 5% al 30% de todos los casos de pterigión en el mundo, el pterigión puede reproducirse. 

Llame para hacer una cita para ver si es buen candidato para esta cirugía. 

Aniemail.gif (7085 bytes)  drespinosa@earthlink.net

(800) 914-2020

(323) 261-3098

Déjenos saber sus comentarios.  Nos gustaría saber su opinión.